Turismo Médico vs. Turismo de Salud ¿Cuál es la diferencia?

Si alguna vez has considerado ir a otro estado o a otro país para poder tener tratamiento médico, seguramente te has encontrado con los términos “turismo médico” o “turismo de salud”. ¿Sabes cuál es la diferencia entre ambos?

 

Desde hace años se ha dado el fenómeno de desplazarnos de nuestro lugar de residencia a otro para conseguir tratamiento médico y actualmente México está teniendo un gran crecimiento en el ámbito médico. En la República tenemos una gran oferta de servicios médicos, con gran experiencia y excelente infraestructura, por lo cual muchos extranjeros acuden a nuestro país para vivir el turismo médico.

Deloitte nos define el turismo médico como “la práctica de viajar a un destino diferente al lugar de residencia para obtener diagnóstico, tratamiento médico, cura o rehabilitación de una enfermedad o patología existente.”  Las razones más comunes por las cuales se da son el costo, la calidad del cuidado o una búsqueda del mejor equipamiento disponible para el procedimiento deseado.

La Secretaría de Turismo menciona que para calificar como turismo médico se debe de cumplir al menos uno de los cuatro procesos involucrados: consulta, intervención, hospitalización (también puede ser sólamente atención clínica) o provisión de medicamentos.

En cambio, el turismo de salud es un concepto más amplio, en el cual se abarcan la salud física, mental y social. Se busca no solo curar o tratar al paciente de la patología actual, sino ir más allá, complementando con consultas médicas multidisciplinarias que buscan una mejora conjunta. 

Por otra parte, existe otro fenómeno llamado “turismo de bienestar”, el cual nos describe Deloitte como “práctica de viajar a un destino diferente al lugar de residencia para obtener tratamientos terapéuticos o preventivos de mejora del bienestar físico y mental, a la vez que se visita el destino y se realizan actividades más propias de un turista.” En este tipo de turismo se busca impulsar un cuidado más holístico, tomando en cuenta la dieta, la relajación y el descanso de cada paciente de acuerdo a sus necesidades.

Estos conceptos no están peleados, al contrario, es posible que alguien que llega por turismo médico pueda convertirse en un turista de bienestar a lo largo de su visita al país receptor. El tipo de turismo que se ofrece no es exclusivo a alguna especialidad médica, sin embargo, para algunas especialidades es más recomendable acudir a un especialista en turismo de salud y bienestar.

En Mivera creemos que una experiencia de turismo de salud y bienestar es la mejor opción para poder , en la que cuidemos de ti en todos los ámbitos pertinentes. Si gustas, podemos complementar tu tratamiento médico con un acompañamiento psicológico, un plan alimenticio correcto y ajustado a tu medida y metas, así como una gran variedad de procedimientos de aparatología de medicina estética. Sin embargo, si prefieres que únicamente atendamos tus necesidades médicas, creamos en conjunto una experiencia de turismo médico inigualable.

 

Somos expertos en cuidar cada detalle de tu experiencia y contamos con presencia en múltiples lugares de la República mexicana, para poder atenderte en la locación que más te atraiga.